Devocionales

Tiempo de actuar

“Clama a voz en cuello, no te detengas; alza tu voz como trompeta, y anuncia a mi pueblo su rebelión, y a la casa de Jacob su pecado”.  Isaías. 58: 1. Ha llegado el tiempo de llamar a las cosas por su verdadero nombre. La verdad está a punto de triunfar gloriosamente, y aq
Leer más →

Perfeccionados en medio de la prueba

” No os ha sobrevenido ninguna tentación que no sea humana; pero fiel es Dios, que no os dejará ser tentados más de lo que podéis resistir, sino que dará también juntamente con la tentación la salida, para que podáis soportar “ 1Corintios 10:13. La aplicación de la palabra
Leer más →

Cuando la crisis azota

David se angustió mucho, porque el pueblo hablaba de apedrearlo, pues el alma de todo el pueblo estaba llena de amargura, cada uno por sus hijos y por sus hijas. Pero David halló fortaleza en Jehová, su Dios, y dijo al sacerdote Abiatar hijo de Ahimelec: «Te ruego que me acerques el e
Leer más →

La Obra de Dios: Nuestro compromiso

Que Dios estaba en Cristo reconciliando consigo al mundo, no tomándoles en cuenta a los hombres sus pecados, y nos encargó a nosotros la palabra de la reconciliación. 2 Cor. 5: 19. No importa cuán grandes sean la preparación, el conocimiento o la sabiduría de un hombre; a menos que se
Leer más →

Correr livianos

Por tanto, puesto que tenemos en derredor nuestro tan gran nube de testigos, despojémonos también de todo peso y del pecado que tan fácilmente nos envuelve, y corramos con paciencia la carrera que tenemos por delante. Hebreos 12.1 (LBLA) La analogía que está usando el autor de Hebreos
Leer más →

Al desierto

“Cuando el faraón oyó acerca de este hecho, procuró matar a Moisés; pero Moisés huyó de la presencia del faraón y habitó en la tierra de Madián. Allí se sentó junto a un pozo”. Éxodo 2:15 No es difícil creer que fue Dios mismo el que conmovió el corazón a moisés frente a l
Leer más →

Celos que matan

Mientras danzaban, las mujeres cantaban diciendo: «Saúl hirió a sus miles, y David a sus diez miles». Saúl se enojó mucho y le desagradaron estas palabras, pues decía: «A David le dan diez miles, y a mí miles; no le falta más que el reino». Y desde aquel día Saúl no miró con buenos oj
Leer más →

La obligación de descansar

Seis días trabajarás y harás toda tu obra, pero el séptimo día es de reposo para Jehová, tu Dios; no hagas en él obra alguna, tú, ni tu hijo, ni tu hija, ni tu siervo, ni tu criada, ni tu bestia, ni el extranjero que está dentro de tus puertas. Éxodo 20.9–10 Hay dos conceptos muy inte
Leer más →
12