Poder de Dios

PUERTA“Pero a medianoche, orando Pablo y Silas, cantaban himnos a Dios; y los presos los oían. Entonces sobrevino de repente un gran terremoto, de tal manera que los cimientos de la cárcel se sacudían; y al instante se abrieron todas las puertas, y las cadenas de todos se soltaron. y sacándolos, les dijo: Señores, ¿qué debo hacer para ser salvo? Ellos dijeron: Cree en el Señor Jesucristo, y serás salvo, tú y tu casa.”
Hechos 16:25‭-‬26‭, ‬30‭-‬31 

El Apóstol Pablo fue respaldado con poder por Dios en todo su ministerio. Prueba de ello es el hecho de que aún encarcelado, Dios abrió las cadenas y las puertas de la cárcel. El poder de Dios trajo como respuesta una profunda convicción de pecado en el carcelero, quién de inmediato supo que necesitaba salvación.

¿Ha habido en tu vida alguna manifestación del poder de Dios capaz de conmover toda prisión espiritual donde tu alma esté presa? ¿Capaz de traer una convicción profunda a tu corazón de que sólo por él podrás hallar la salvación?

El poder de su nombre “Nombre sobre todo nombre”, está hoy a tu disposición para mediar la reconciliación con nuestro Padre celestial. Confesemos ese nombre: JESÚS. En él, hay perdón de pecados y vida en abundancia.

Bendiciones.